Muchas han sido las dudas de los ciudadanos del la capital antioqueña frente a la instalación de nuevas cámaras en algunas de las zonas y vías más importantes de la ciudad,  cámaras que han generado el cuestionamiento de si son para temas de seguridad y vigilancia o si realmente son de fotodetección. La 65 con Avenida Bolivariana y San Juan, así como en la carrera 70 con el aeroparque Juan Pablo Segundo, son algunas de las vías en las cuales los transeúntes reportaron desde el año pasado la instalación de nuevos avisos y estructuras, semejantes a las que hay en puntos con cámaras de foto-detección de infracciones de tránsito, pero la realidad es otra.

En 96 sitios se adelanta la instalación de 300 cámaras de seguridad como parte de la estrategia de prevención y lucha contra la criminalidad en la capital antioqueña. Estos dispositivos están ubicados en postes y canales para tener una visualización completa del área e identificar a los responsables de los homicidios y hurtos en las diferentes comunas de la ciudad. Sin embargo, se aclara que no tienen ninguna función relacionada con fotomultas ni movilidad.

Todas estas cámaras estarían en completo funcionamiento en junio de este año, con las que se esperan importantes reducciones en los delitos de hurto de vehículos, advirtió el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón.

"Se trata de 96 puntos con la red de 300 cámaras que están siendo instaladas en Medellín. Son especiales para tener vigilancia sobre las vías mismas y en julio estarán al cien por ciento. Esperamos tener una reducción en indicadores en los hurtos de motocicletas, carros y a personas", señaló el funcionario.

De acuerdo con la Alcaldía, cada punto tiene más de una cámara para tener una visual de 360 grados de las vías de Medellín. Estos nuevos dispositivos entran a reforzar todo el equipamiento de cámaras que ya existe en el sistema de atención a emergencia 123 y que contribuyen a la protección de los ciudadanos.